Ire Lenes Photography

Letonia entró a formar parte de la Unión Soviética en 1940. Cuando en 1991 se independiza de la URSS establece un código de ciudadania que reconoce como ciudadanos de pleno derecho exclusivamente a quienes vivían en territorio letón antes de 1940. Todos aquellos que llegaron a Letonia tras 1940, así como sus descendientes, son clasificados como no ciudadanos adjudicándoles unos pasaportes especiales denominados “Aliens”.
Se materializan así dos clases de ciudadanos, diferenciados por el distinto acceso a derechos. En concreto a 40 derechos entre los que se incluye el derecho al voto, la adquisición de una propiedad privada, el ejercicio de la abogacía, la política, la carrera militar o ser policía. Cuando en Letonia tu pasaporte es “Alien” estás fuera, eres como un forastero en tierra extraña.
Desde que en el 2004 Letonia entró en la Unión Europea está protagonizando una creciente discriminación hacia los ciudadanos de etnia no letona, aun siendo nativos del país. Los no ciudadanos están sufriendo acoso por parte de las autoridades. Esta parte de la población protagoniza un grave recorte de sus derechos; se les prohíbe manifestarse en defensa de sus raíces étnicas, se les persigue por opinar diferente y recientemente, en un país caracterizado por una educación multilingüe, se esta llevando a cabo un intento de prohibir la educación en idiomas no letones.
Los Aliens se encuentran en un limbo. No son nacionales letones, no son apátridas, son extranjeros en su propio país.

 

  • Gris Icono Vimeo
  • Instagram
  • Facebook

© Ire Lenes | All Photographs and videos Copyright